Barcelona conquistó su trigésima Copa del Rey después de un 5-0 al Sevilla. Los suramericanos hicieron lo suyo. Messi gol y dos asistencias. Suárez gol. Y Coutinho asistencia y gol del penalty. Con todo, fue la noche de Andrés Iniesta. Parece que el primer capitán del equipo, una leyenda viviente del sentir y jugar Blaugrana, se marcha a China al cabo de la temporada. Se estaba jugando su última final con el Club. Y de qué manera. Y de qué manera reconoció Leo a Andrés.

Según esas tradiciones no escritas de las que están tan lleno el fútbol, los clubes y los grupos de jugadores, en el pasado reciente del Barcelona los dos capitanes del equipo han ido a recoger la Copa del Rey. Les correspondía entonces a Iniesta y Messi subir al palco juntos, saludar al Rey Felipe VI y levantar el trofeo. Pero ya sabemos que si algo caracteriza a Messi en las dinámicas de sus equipos, es la vocación por compartir la gloria con sus compañeros. En este caso, interpretó bien que todo el Wanda Metropolitano y toda la hinchada culé quería rendir tributo a ese gigante del futbol que es Iniesta. Así que Leo se quedó en el césped con los demás, para que Andrés subiera sólo, y oyera sólo como todo el estadio coreaba su nombre. Era su momento. Y lo será en adelante.

Twitter @SuramericaFC

Comment

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

Category

Leyendas