Parece una pesadilla. Parece un mal chiste. Después de que la FIFA recapacitó en diciembre y redujo la sanción de Paolo Guerrero a seis meses, el Tribunal Arbitral del Deporte (TAS) amplió la sanción a 14 meses —tras apelación de la Agencia Mundial Anti-doping (WADA).

Ya lo habíamos indicado aquí SURAMÉRICA FOOTBALL CLUB cuando iniciamos la campaña #PaoloSíVa, antes de que la FIFA recapacitara y redujera la sanción: dejar al súper crack peruano sin Mundial constituye una injusticia brutal, de acuerdo con los elementos probatorios y las conclusiones del caso.

Según nuestros expertos jurídicos una sanción tan implacable resulta muy cuestionable, cuando existen dudas razonables en torno a las circunstancias de ingesta de la sustancia prohibida. Recordamos que Guerrero dio positivo por un metabolito que se encuentra tanto en la cocaína como en infusiones herbales no estimulantes o, incluso, que se puede recibir de otras personas por vía oral o sexual. Existen indicaciones públicas de que el consumo de cocaína se descartó en este caso. La versión del jugador y sus abogados contaba con suficiente respaldo circunstancial y es consistente con los resultados y las concentraciones halladas en las pruebas practicadas.

Más determinante aún es el hecho de que tanto la FIFA como el TAS reconocen que no hubo intención de doping en el jugador (ver apartes subrayados en rojo del comunicado). Ambas instituciones indicaron, además, que aunque el jugador puede ser responsable de algún grado de negligencia, esta no es necesariamente significativa.

Se pregunta uno entonces qué motivaciones puede tener la Agencia Mundial Anti-doping para perseguir a un deportista excepcional como Guerrero, de quien se probó y concluyó que nunca tuvo la intención de doparse. Qué actitud institucional más carente de significado humano y ética profesional pedir la sanción por doping en un caso que no es de doping. Buscar el castigo por el castigo, no es más que atropellar los mínimos de proporcionalidad, justicia y sentido común ¿estarán buscando un rédito político?

La decisión final del TAS de desconocer a la FIFA, y acoger las pretensiones inquisidoras y el fanatismo de la Agencia Anti-Doping para ampliar la sanción de Paolo, no es más que la consumación de una tragedia absurda.

Es inaceptable que se maltrate así a un deportista con una carrera tan respetada en todos los países, ligas, competiciones y equipos donde ha jugado.

Era surreal que no existiendo evidencia concluyente sobre la intención, circunstancias ni efectos de un “doping” se lo someta al escarnio público y se le dicte una sanción que prácticamente está enfilada a acabar con su carrera.

Pero pase lo que pase, ni el TAS ni la WADA podrán acabar con nuestro apoyo a Paolo. Los invitamos a todos a viralizar esta protesta, pegarla sus muros, usar sus argumentos. Y extender su cariño a Paolo con el hashtags #FuerzaPaolo y #PaoloEsMundial en sus cuentas de Facebook, Twitter y otras redes sociales.

Twitter @SuramericaFC

Web: Http://SuramericaFC.com

Comment

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

Category

Perú, Tiempos de prueba